Your search results

Nuestros servicios incluyen el avalúo de las siguientes clases de bienes:

  • Terrenos urbanos
  • Terrenos rurales
  • Residencias
  • Locales Comerciales
  • Edificios para Oficinas
  • Edificios Comerciales
  • Propiedades Industriales
  • Propiedades Comerciales
  • Inmuebles Agrícolas

Ofrecemos el servicio de valuación según la finalidad del avalúo que se requiera:

  • Tasación Fiscal: como base para el cálculo del Impuesto Territorial.
  • Tasación Fiscal: como base para el cálculo del Impuesto Territorial.
  • Compraventa: el más posible valor de venta efectiva en un momento económico determinado.
  • Seguro: determinación del valor de las partes que puedan destruirse como producto de un siniestro (el edificio y las obras anexas, el terreno es indestructible).
  • Garantía hipotecaria: con este tipo de avalúo se busca responder dos interrogantes, primero, si la propiedad constituye una buena garantía si se debe proceder a su liquidación en caso de incumplimiento de la obligación principal (pago del crédito otorgado), y en segundo lugar, si el estado de la propiedad es lo suficientemente bueno como para resistir el periodo por el cual se ha establecido la hipoteca.
  • Contable: el valor de los bienes raíces que forman parte del activo de una empresa deben ajustarse todos los años, generalmente a través de procedimientos de depreciación contable, sin considerar la situación del mercado inmobiliario.

Metodologías 

La metodología de valoración a utilizar dependerá de la clase de bien a valorar.
Entre los métodos de valoración utilizados tenemos:

  • Método Comparativo o Antecedentes de Mercado
  • Método de Costo de Reposición
  • Método por Capitalización de Rentas

El método comparativo busca establecer una media ponderada de la observación del mercado inmobiliario, procurando, en definitiva, obtener información de propiedades comparables a la que se tasa. Es un hecho que el valor de los bienes lo condiciona el principio general de oferta y demanda, por ello, este método o enfoque, busca encontrar el valor en su fuente, el mercado.

El método del costo de reposición se sustenta sobre el aforismo que dice “nadie está dispuesto a pagar un precio mayor por un inmueble, a aquél que signifique construir otro igual”.


Las normas internacionales de Tasación se refieren a los métodos del costo de la siguiente manera: “Enfoque de Costo: Este enfoque comparativo considera la posibilidad que, como un sustituto a la compra de una propiedad dada, se podría construir otra que sea una réplica del original u otra que pueda prestar igual utilidad”. 


El valor de un terreno no puede ser determinado bajo este enfoque, sino que a la Tasación de Edificios por el Método de Costo deberá sumarse el valor del terreno obtenido a través de los antecedentes del mercado.

Los métodos de Tasación por Estimación de Ingresos tienen por objeto determinar el valor de un inmueble a partir de las rentas que este produce por vía de arrendamiento, ya que ellas deben representar la capacidad que tiene el inmueble para:

  • Autofinanciarse, es decir su capacidad de pago es suficiente como por ejemplo para cubrir el monto de los dividendos hipotecarios.
  • Generar ingresos adicionales, esto es autofinanciarse, y si es posible, constituirse una fuente de ingresos para su propietario.


El Método de Ingresos Capitalizados deberá basarse en flujos de caja determinados por el mercado y en tasas de retorno derivadas del mercado.