Conozca su situación financiera:

El primer paso para realizar una planificación financiera personal consiste en conocer su situación financiera. Para esto, lo ideal hacer un estado financiero personal: para ello haga una lista de sus ingresos (sueldo, negocios, rentas, etc.) y de sus gastos (comida, educación, servicios públicos, etc.) y luego restar el total de gastos del total ingresos, su disponible lo establece la cantidad que le queda tras la resta.

Analice su situación financiera

Con la información que obtuvo de su estado financiero tiene que analizar su situación económica personal, por ejemplo, su Estado Financiero Personal puede reflejar que sus ingresos no son suficientes para cubrir sus gastos o que está gastando mucho dinero en “superfluos como comidas fuera o recreación”.

Establece objetivos financieros

Después de analizar su situación económica, no se preocupes ni estrese, al contrario TOME DECISIONES, determinase a actuar para mejorar su estado actual. Ahora tienes que establecer los objetivos financieros que desea alcanzar.

Primero desarrollo y escriba sus objetivos generales, estos le van a servir de guía para hacer objetivos específicos. Algunos ejemplos: Aumentar sus ingresos o disminuir sus deudas o ahorrar más dinero.

En base a sus objetivos generales, tiene que establecer sus objetivos específicos, estos le ayudaran a medir sus progresos para alcanzar su objetivo general, algunos ejemplos: Reducir sus gastos mensuales en un 20% para el próximo mes o ahorrar 100 lempiras semanales o cancelar el total de deudas para el segundo trimestre del año.

Diseña su plan de acción

Una vez que ha establecido sus objetivos financieros, el siguiente paso consiste en hacer los planes que le permitirán alcanzar dicho objetivos.

Por ejemplo, para aumentar sus ingresos, podríamos establecer como planes solicitar un aumento de suelo, buscar un nuevo empleo, aumentar las ventas de su negocio, realizar una venta de garaje, etc.

Para reducir sus gastos, podría establecer como plan dejar de comprar cafés en la calle, comer más seguido en casa o salir a comer una vez a la semana, buscar productos en buen estado de oferta, etc.

Para cancelar sus deudas, podría establecer como plan cortar las tarjetas de crédito, consolidar todas sus deudas, destinar un porcentaje de sus ingresos mayor al cotidiano para la cancelación de las deudas, etc.

Elabora un presupuesto personal

Una vez definidos sus planes de acción, el último paso para una planificación financiera personal, es elaborar un presupuesto personal.

En este presupuesto personal, tiene que detallar los ingresos (sueldos, negocios, ingresos por alquileres, etc.), y los gastos (alimentación, educación, servicios, etc.), y el saldo (ingresos menos gastos) que esperas tener para los siguientes meses del año; en base a su situación financiera y a sus planes de acción.

Por ejemplo, si antes tenía gastos de Lp.2,000 en comida fuera, y uno de sus planes implica comer más seguido en casa, entonces tu presupuesto “comidas fuera de casa” podría reducirse a Lp.1,000.

Sea fiel a su planificación, siempre considere un porcentaje de margen de error en consideración de imprevistos, mismo que debería considerar como una partida a la cual destinas una cantidad de dinero fija mensual, la cual después de un par de meses de no utilizarla puede ser transferida a sus ahorros o metas financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *