Acogimiento Familiar

En una Aldea Infantil SOS los niños y niñas tienen la oportunidad de crecer bajo el cuidado y seguridad de una familia, a largo plazo.

La madre SOS, construye con los niños y niñas el hogar, donde aprenden y comparten valores y responsabilidades en un ambiente de cariño, ellos ahí cuentan con todo lo que necesitan desde que son pequeños vestido, alimentación, educación, cuidados médicos etc. Como guía de la familia la Madre SOS asume la responsabilidad de las decisiones cotidianas y de acuerdo a la madurez de cada niño y niña les hace participar en las decisiones que les conciernen.

Ellos conviven durante su vida en una Aldea Infantil con sus hermanos biológicos y sociales, y se procura que mantengan contacto con su familia biológica.

A medida que ellos crecen y se convierten en adolescentes y jóvenes, experimentan nuevas sensaciones, se despiertan en ellos nuevos interés y comienzan a enfrentar nuevos retos, como el de culminar sus estudios, obtener una profesión e integrarse activamente al mundo laboral.

Con el modelo de atención familiar Aldeas SOS Honduras busca ser una alternativa de vida en la que a la niñez del país en condición de orfandad, en riesgo de perder el cuidado parental o en una situación de vulneración, le sean restituidos sus derechos.

Aldeas SOS a través de las diferentes acciones administrativas, técnicas, de protección y buen trato, busca que los niños y niñas a futuro se conviertan en adultos alcancen el desarrollo positivo de sus habilidades emocionales y sociales, y puedan así asumir con responsabilidad la construcción de su futuro.